Organización británica golpeada por 1658 ataques en dos meses